El Ingreso Mínimo Vital amenaza con frenar los 150.000 trabajadores que necesita el campo español

El campo español no encuentra trabajadores y, a ese inconveniente, se le suma el Ingreso Mínimo Vital que ha aprobado el Estado para millones de personas.

El Ingreso Mínimo Vital anunciado hace unas semanas por el Gobierno de coalición ya está en marcha después de que se oficializase en el Boletín Oficial del Estado del 1 de junio de 2020. Desde entonces los ciudadanos que lo necesiten, cumplan los requisitos y lo soliciten, podrán disponer de un ingreso mínimo al que el Gobierno ha dado consideración de “nuevo derecho que asegura una red última de seguridad para todos y todas”.

“Esta medida garantizará que todos y todas las ciudadanas de nuestro país cuenten con un mínimo de ingresos que les permita vivir dignamente. Por ello no es una prestación con duración excepcional, sino, todo lo contrario, tendrá un carácter indefinido”, añaden desde el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, que tiene al frente al líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Ahora bien, ¿esto supondrá un problema para que el campo español encuentre los 150.000 trabajadores que necesita para la recolección en los próximos meses?

Las asociaciones agrarias y los sindicatos calcularon hace unos días que en España faltan entre 75.000 y 80.000 jornaleros, la gran mayoría de los cuales llegaban del este de Europa o el norte de África antes del cierre de fronteras por la pandemia de coronavirus que, sumados a los otros 70.000 para las frutas de finales de campaña –como la uva, fundamentalmente- sumarían un total de 150.000.

Contraataque del Ministerio de Agricultura

Ante esta situación, el Ministerio de Agricultura también aprobó un decreto ley que permite contratar a parados e inmigrantes, pero aún quedan miles de puestos por cubrir y en muchas comunidades ya dan por hecho que no se podrá recoger toda la cosecha por falta de temporeros.

Ejemplos como los de Lleida

Para ejemplo, un botón: el alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, ha reclamado en una carta a la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, la regularización de personas migrantes y en otra al delegado del Govern en Lleida, Ramon Farré, que la Generalitat colabore para dar una atención digna a los trabajadores del campo. Lleida pide al Estado regularizar inmigrantes y al Govern ayuda en la atención a temporeros

El texto, que ha sido consensuado con los grupos de ERC, PSC, JxCat y Común de Lleida, pide también a las dos administraciones que se impliquen en la recuperación del buen nombre del sector agrícola y de la reputación de las comarcas de Lleida en general, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

La bolsa de empleo que ha creado Asaja

sfgsfg

Por otro lado, ASAJA, en colaboración con la empresa ESRI España, líder mundial en tecnología de Location Intelligence, ha puesto en marcha una bolsa de trabajo que tiene como finalidad canalizar las demandas de empleo que se registren hacia los empresarios agrarios que necesitan mano de obra de cara a las diferentes campañas de recolección. Según los cálculos de ASAJA el sector agrario requiere, para los próximos meses, un volumen de trabajadores que oscila entre 100.000 y 150.000 eventuales.

Esta plataforma, a través de la cual los demandantes de empleo de toda España canalizan sus solicitudes de trabajo y los ofertantes pueden disponer de la demanda real de trabajadores por localidades, está operativa desde el pasado 8 de abril, día en que se publicó el RD del Gobierno con medidas urgentes de carácter temporal en materia de empleo agrario. Para acceder a la misma los interesados deberán hacerlo a través de la web de ASAJA www.asaja.com rellenando un formulario donde tendrán que incluir sus datos personales, así como su domicilio y las campañas agrarias en la que quieren participar.

J.M.J. - Redacción Todo de Campo

Somos un portal dedicado a la agricultura y a la maquinaria agrícola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *