Esta es la nueva mecánica que instalan en los tractores para ahuyentar a las plagas de langostas

Tal es la amenaza de langostas que los agricultores están llegando al extremo y utilizan ya métodos en sus tractores totalmente inconcebibles hace años pero que ya resultan efectivos.

Las plagas de langostas son uno de los males que está sufriendo el sector agrícola especialmente en América en los últimos meses. Millones y millones de langostas están acechando los campos argentinos, uruguayos y brasileños estas semanas y las previsiones no son buenas, ya que algunos de estos brotes de plagas están amenazando ya a otros países del norte.

Por ello, los agricultores del lugar se han reinventado y ya están inventando artilugios como el que te mostramos a continuación y que uno de ellos ha colgado en la red social Twitter. “Tal es la amenaza de los enjambres de langostas que los agricultores locales y los granjeros vienen montados en el tractor para hacer ruido además de rociar los enjambres con insecticida. La única forma de ahuyentar a las langostas es hacer ruido, mucho ruido”, reza el tuit que mostramos a continuación.

En el vídeo se ve cómo el agricultor ha instalado en el tractor una especie de platillos que, agitados, emiten un fuerte sonido que hace que las langostas salgan despavoridas del lugar.

Las reacciones de los tuiteros no se han hecho esperar y responden lo siguiente al agricultor: “Con suerte, esto también funcionará para despertar la administración dormida”, señala uno de ellos; “¿Los altavoces no funcionan? Uno también podría probar muchos sonidos diferentes”, se pregunta otro.

La nube de langostas que arrasa cultivos y cosechas en Argentina va camino de Uruguay y Brasil

El Gobierno de Brasil informó hace unos días que permanece en «situación de alerta» ante la posible llegada de la «nube» de langostas que avanza por Argentina rumbo al sur de ese país, en dirección a Uruguay, según la previsión inicial. Te lo contamos en este enlace.

J.M.J. - Redacción Todo de Campo

Somos un portal dedicado a la agricultura y a la maquinaria agrícola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *