Los agricultores vuelven a la carga para desinfectar pueblos y ciudades ante los rebrotes de COVID

Mientras el mundo para, los agricultores trabajan para dar de comer a la sociedad y para desinfectar sus calles del COVID. Que no se olvide cuando pase la pandemia.

Sin duda, si hay unos trabajadores que han hecho de la pandemia un continuo esfuerzo solidario sin horas ni días en el calendario esos han sido los agricultores. No tuvieron reparos en, el pasado mes de marzo, dejar atrás las manifestaciones que recorrieron múltiples puntos reivindicando unos precios justos para ponerse a desinfectar calles de pueblos y ciudades con el fin de que el COVID no afectase tanto a las casas de todo el mundo.

Además, los agricultores siguieron trabajando para que el COVID, que tenía confinado a medio mundo, no afectase a la alimentación de los millones de personas que no podían salir de sus casas. Ahora, con los rebrotes que está habiendo en múltiples zonas, los agricultores de nuevo han sido los primeros en tomar sus tractores y ponerse a desinfectar con agua y lejía las calles de todos los continentes.

“Buenos días. Iniciamos la jornada con un vídeo que nos acaba de enviar nuestro agricultor Fernando, de Villalba del Rey. Como ha hecho desde el mes de marzo, recorre las calles con su tractor para desinfectarlas”, señala uno de los agricultores a través de la red social Twitter. Pero este es tan sólo uno de los cientos de ejemplos que existen a diario. Mientras el mundo para, la agricultura trabaja para dar de comer a la sociedad.

El sector agrícola trabaja duro durante la pandemia: “Si el campo no produce, la ciudad no come”

agricola

“Somos uno de los cientos de empleados que pertenecemos a la Cooperativa Virgen del Rocío de Sanlúcar de Barrameda, en Cádiz. Nuestra labor es trabajar el campo. Vosotros quedaos en casa. Vamos a apoyar a todos los agricultores”. Es el manifiesto que graban decenas de agricultores en las cercanías de la localidad gaditana mientras recolectan zanahorias.

Es uno de los lemas que más se está extendiendo en los últimos días por las ciudades españolas debido al confinamiento al que está siendo obligada la población de todo el mundo. “Si el campo no produce, la ciudad no come“, rezan los agricultores.

Se trata de una gran verdad que se ha difundido a los cuatro vientos en los últimos días, especialmente tras las movilizaciones agrarias que han tenido lugar en el mes de marzo y en las que los agricultores reclamaban precisamente lo que merecían: unos precios justos para unos productos que les cuesta mucho esfuerzo y sacrificio sacar adelante con dignidad.

Te mostramos a continuación el vídeo en el que los agricultores llaman a la precaución ante el COVID mientras ellos trabajan. Te lo contamos en este enlace.

J.M.J. - Redacción Todo de Campo

Somos un portal dedicado a la agricultura y a la maquinaria agrícola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *