La Policía Nacional desactiva 50 cohetes anti granizo hallados en una explotación agrícola de Ciudad Real

La Policía Nacional desactivó, el pasado martes 11 de agosto, 50 cohetes-anti granizo que fueron hallados por un ciudadano en la nave de una explotación agrícola que había alquilado en la localidad de Alcázar de San Juan, en la provincia de Ciudad Real.

El autor del hallazgo encontró los artefactos y, aunque observó que estaban desmontados -por un lado la carga explosiva y por el otro el resto de la estructura- se puso en contacto rápidamente con la Policía Nacional a través del teléfono 091. Los agentes que se desplazaron hasta el lugar establecieron un perímetro de seguridad para impedir que los cohetes anti granizo estallasen accidentalmente y dañasen a personas u objetos que pudieran encontrarse en las inmediaciones.

Posteriormente, los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX) comprobaron que se trataba de cohetes antigranizo con una peligrosa carga de explosivo, por lo que procedieron a su traslado para desactivarla con mayor seguridad.

La Policía Nacional aconseja:
Este tipo de hechos sucede con cierta frecuencia, por lo que en caso de que sospeche que se encuentra ante la presencia de un artefacto explosivo, se recomienda tomar las siguientes medidas de seguridad:

  • Evite manipular el objeto, recogerlo o trasladarlo a otro lugar. Estos artefactos pueden detonar accidentalmente con el movimiento, causando graves daños tanto personales como materiales.
  • Llame inmediatamente a la Policía Nacional, al teléfono 091, que dispone de equipos especializados en la manipulación y desactivación de este tipo de objetos que se harán cargo de la situación

Los graves daños que una tormenta de granizo puede causar a un cultivo

granizo

La «piedra», como se conoce en algunos lugares del mundo al granizo, es uno de los grandes problemas que la climatología deja en algunos cultivos, especialmente si se trata de brotes que están naciendo o de vegetales débiles que pueden sufrir. El vídeo que te mostramos a continuación da prueba de ello, ya que deja totalmente destrozada una viña emparrada en cuestión de segundos.

«Las cepas se han quedado peladas como zambombas», así son las palabras del agricultor apenado porque el clima se ha llevado su cosecha y lo está viendo con sus propios ojos.

En este caso se trata de un problema más grave todavía, puesto que las uvas que quedan en pie no se podrán cosechar porque, aparte de no estar aún maduras, les quedan unos días todavía para proseguir su proceso vital, y el sol se encargará de oxidarlas y pudrirlas. Te lo mostramos en este enlace.

J.M.J. - Redacción Todo de Campo

Somos un portal dedicado a la agricultura y a la maquinaria agrícola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *