El Big Bud, el veterano pero monstruoso tractor que sigue enamorando a las nuevas generaciones de agricultores

El verdadero rey de los tractores agrícolas está en EEUU: es el Big Bud 16V747. Este tractor, que tiene varias décadas, trabaja para los Hermanos Williams, unos granjeros de Montana que lo emplean para arar su gigantesca explotación agraria.

Mide 8,69 metros de largo, 4,27 metros de alto y 6,35 metros de ancho, contando las impresionantes ruedas duales. No es que sea muy largo, pero la anchura ocupa por sí sola casi dos carriles de autopista. Sólo las ruedas miden 2,5 metros de altura y fueron construidas especialmente para este tractor.

El tractor fue un encargo especial construido para los citados hermanos, que tenían una explotación de algodón y necesitaban algo más grande. Fue producido en 1977, tuvo un coste de 300.000 dólares cuando entonces un coche de lujo no superaba los 20.000 dólares.

El nombre hace referencia al Boeing 747, que era entonces el avión de pasajeros más grande, hoy superado por el Airbus A380. La velocidad máxima de arado es de 13 km/h, pero con un arado de casi 30 metros colgado de su parte trasera consigue arar más de 4.000 metros cuadrados en menos de un minuto.

El tractor autónomo de John Deere del que todo el mundo habla

John Deere

En los últimos días cientos de agricultores han compartido a través de las redes sociales las fotografías de un John Deere totalmente autónomo, un tractor que la conocida marca americana ha desarrollado en los últimos años y que se caracteriza por ser eléctrico y por no necesitar conductor. TE LO MOSTRAMOS AQUÍ.

… y el tractor autónomo de CASE IH

tractor

Así funciona el primer y más completo tractor autónomo del planeta. Es propiedad del grupo CHN industrial y, aunque fue presentado hace unos años, es ahora cuando se está comenzando a popularizar ya que se está extendiendo este tractor que, sin duda, está marcando el presente y el futuro agrícola. TE LO MOSTRAMOS EN ESTE ENLACE.

J.M.J. - Redacción Todo de Campo

Somos un portal dedicado a la agricultura y a la maquinaria agrícola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *