Una tormenta de granizo arruina varias cosechas de tabaco en Badajoz en plena campaña de recogida

La organización agraria Asaja Extremadura ha alertado sobre los daños provocados por la “grave tormenta de granizo” que cayó en la tarde de este pasado lunes y que “arruinó las cosechas de tabaco, y algunas de pimentón”, que en plena campaña de recogida se estaban produciendo en las vegas de los términos municipales de Aldeanueva de la Vera, Collado, Casatejada, Jaraíz de la Vera y Cuacos de Yuste, en la provincia de Cáceres.

También derribó a varios edificios, entre ellos secaderos de la zona, que “han quedado destrozados, convirtiendo la zona en un auténtico desastre”, según señala Asaja Extremadura en nota de prensa que recoge Europa Press.

Así, y de acuerdo a los datos aportados por la organización agraria, la zona más afectada corresponde a la finca municipal la Mesilla, que pertenece al Ayuntamiento de Aldeanueva de la Vera, y que la tiene arrendada a 94 familias de la zona (cuatro hectáreas para cada una), y que dan trabajo a otras cien familias, además de ellas mismas.

Todas ellas tienen asegurada su labor hasta finales de noviembre, pero “después del ‘tornado’ de ayer, que comenzó sobre las 20,00 horas, ya no podrán completar su trabajo”, explica Asaja, que añade que la tormenta, de corta duración, entre cinco y diez minutos, “destrozó todo lo que se encontraba a su paso, entre ellos tres locales de esta finca municipal”.

Según señala Asaja, la recolección de la cosecha de tabaco se encontraba alrededor del 15 o 20 por ciento de su producción, sobre todo en las primeras hojas de la modalidad de ‘Virginia’, por lo que “los primeros cálculos apuntan a una pérdida sobre el millón de kilos perdidos”.

Los graves daños que una tormenta de granizo puede causar a un cultivo

granizo

La «piedra», como se conoce en algunos lugares del mundo al granizo, es uno de los grandes problemas que la climatología deja en algunos cultivos, especialmente si se trata de brotes que están naciendo o de vegetales débiles que pueden sufrir. El vídeo que te mostramos a continuación da prueba de ello, ya que deja totalmente destrozada una viña emparrada en cuestión de segundos.

«Las cepas se han quedado peladas como zambombas», así son las palabras del agricultor apenado porque el clima se ha llevado su cosecha y lo está viendo con sus propios ojos.

En este caso se trata de un problema más grave todavía, puesto que las uvas que quedan en pie no se podrán cosechar porque, aparte de no estar aún maduras, les quedan unos días todavía para proseguir su proceso vital, y el sol se encargará de oxidarlas y pudrirlas. Te lo mostramos en este enlace.

J.M.J. - Redacción Todo de Campo

Somos un portal dedicado a la agricultura y a la maquinaria agrícola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *