Así es la cosecha mecanizada de la cebolla

La recolectora, remolcada por un tractor, va extrayendo la cebolla de la tierra y almacenándolo en el centro de la hilera para su posterior procesado.

Redacción Todo de Campo

La cebolla es una de las hortalizas que más plantaciones en extensivo han alcanzado en los últimos años, especialmente con la tecnificación del regalo y de la evolución de la maquinaria agrícola adaptada tanto para su cultivo como para su recolección.

En este caso, desde Todo de Campo mostramos cómo trabaja una recolectora o cosechadora de cebolla, un alimento fundamental para entender el día a día de nuestra sociedad. La cosechadora, remolcada por un tractor, va extrayendo la cebolla de la tierra y almacenándolo en el centro de la hilera para su posterior procesado.

Más sobre la cebolla y su cultivo

En otoño e invierno, las primeras cebollas pueden comenzarse a plantar desde principios del mes de octubre. Suelen ser variedades de cebolla tierna y dulces, pudiéndose recolectar las primeras plantaciones durante los meses de febrero y marzo.

En primavera, las primeras plantaciones comienzan en abril y pueden alargarse hasta el mes de junio. Estas son las que se recolectarán entre los meses de agosto y septiembre y pueden ser guardadas hanta bien entrado el invierno. Tienen un gran poder de conservación.

Un agricultor cordobés lanza un vídeo desesperado tras tener que dejar en el campo miles de kilos de cebollas

agricultor cebollas

El agricultor cordobés Salvador Fernández, cultivador de cebollas de Fuente Palmera, en la provincia de Córdoba, publicó hace unas semanas un vídeo que ha dado la vuelta a las redes sociales, en especial a Facebook, en el que explicaba desesperado cómo ha tenido que dejar en el campo miles de kilos de cebollas.

«¿Veis las cebollas cómo están en el campo? Están para haberlas recolectado hace unos días, y aquí los compradores no aparecen para comprar ni un kilo de cebollas. Como veis, es una cebolla de gran calidad y en unas condiciones óptimas para recogerlas, pero que no se pueden vender. El motivo es que las grandes cadenas se han dedicado a traer cebollas del exterior con la crisis que tenemos, súper baratas, y nosotros no podemos venderlas», señala el agricultor

Esta plantación tiene unos cotes de entre 5.000 y 6.000 euros por hectárea, por lo que supone «una auténtica ruina para los agricultores, ya que no podremos recoger ni una sola hectárea. Yo solamente pido, al menos a los españoles, que miren las etiquetas y consuman productos españoles, porque si no esto es una ruina para todos los agricultores», denuncia el agricultor en el vídeo. Te lo mostramos en este enlace.

J.M.J. - Redacción Todo de Campo

Somos un portal dedicado a la agricultura y a la maquinaria agrícola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *