Cuando un enorme tractor es ‘poco’ para la monstruosidad de ‘topo’ que remolca: así ayuda un Fendt a otro en esta dura labor

Cuando un enorme tractor (en este caso Fendt) es poco para la monstruosidad de topo que remolca nos damos cuenta, poniéndonos en un tono más reflexivo, del enorme avance tecnológico que hemos experimentado en los últimos años.

Redacción Todo de Campo

A veces no calibrar bien el calado que el apero que pongamos a nuestro tractor tenga puede llevar a situaciones como las que muestra el vídeo que reproducimos a continuación. No decimos que los agricultores que lo protagonizan lo hicieran así –puesto que pudieron influir otro tipo de factores como la dureza del terreno-, pero sí pudieron condicionar la imagen final. Y ésta es la que puedes ver en la grabación: un Fendt ayuda a otro con el “topo” que estaba remolcando.

Y es que cuando un enorme tractor es “poco” para la monstruosidad de “topo” que remolca nos damos cuenta, poniéndonos en un tono más reflexivo, del enorme avance tecnológico que hemos experimentado en los últimos años: lo que ahora se tarda en hacer unos segundos, antes se tardaba días completos. En nuestras manos está la buena utilización de la maquinaria agrícola que la ingeniería está poniendo de nuestra mano.

De momento, te dejamos con estas imágenes que, sin duda, te harán disfrutar por unos segundos.

El tractor Fendt TriSix, un titán de tres ejes que lleva dando fe de su poder desde 2007

tractor fendt

Cuando hablamos de uno tractores más potentes de la historia reciente de la maquinaria agrícola, obligatoriamente tenemos que referirnos al tractor Fendt que mostramos a continuación. Es una de las cuatro auténticas obras geniales de la maquinaria que han ayudado a los agricultores a mejorar su día a día y el de sus explotaciones. Han marcado el pasado y el presente y, por descontado, que marcarán el futuro de nuestra forma de entender el trabajo en el campo. Te lo mostramos en este enlace.

J.M.J. - Redacción Todo de Campo

Somos un portal dedicado a la agricultura y a la maquinaria agrícola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *