Una misteriosa mortandad en las abejas acecha al sector de la apicultura de cara a 2021

La Asociación Provincial de Apicultores de abejas de Albacete ha mostrado su preocupación ante otro mal año para los profesionales de la provincia y la apicultura de Castilla-La Mancha en general. La varroa, la falta de tratamientos, los bajísimos precios y la mortandad y reducción de la cabaña les hacen prever un 2021 peor incluso que el ejercicio que está a punto de terminar.

En nota de prensa, la asociación ha denunciado que al igual que otros sectores agrícolas y ganaderos, los “bajísimos” precios hacen casi inviable algunas explotaciones, precios que oscilan entre los 2,50 y los 3 euros dependiendo de si son mil flores o monoflorales.

Pero no solo los malos precios preocupan, pues han asegurado que existen otra serie de condicionantes que podrían condicionar el futuro de algunas explotaciones y su viabilidad de cara a 2021.

La mortandad de las abejas, muy grave

Y es que han alertado de que, de media, están sufriendo una mortandad del cincuenta por ciento; en algunos casos incluso el 80%, con lo que ello supone. “La despoblación nos hace ser pesimistas”, han lamentado.

Otra de las cuestiones que sigue preocupando es la carencia de un tratamiento efectivo para la varroa, que provoca que sigan muriendo muchas abejas en las colmenas.

“Es un mal cíclico, pero que este año complica más si cabe la campaña. Se corre el riesgo de que en el próximo año y los venideros, las colmenas deban dedicar mucho tiempo y esfuerzo a reponerse con lo que perjudicará las cosechas futuras”, han indicado desde la Asociación Provincial de Apicultores de Albacete, que ha avisado de que muchas de las explotaciones tanto de la provincia como del resto de la región están abocadas a la desaparición.

Detienen a un apicultor clandestino por el robo de decenas de colmenas de abejas

apicultor

Agentes de la Guardia Civil ha detenido a una apicultor de abejas clandestino e investigado a un cómplice como presuntos autores del robo de 288 colmenas, 99 de ellas sustraídas en cinco explotaciones apícolas en Grisel, Tarazona, Añón del Moncayo y Ainzón, en la provincia de Zaragoza, en España.

Según informa el Instituto Armado y recoge Efe, la identificación de los sospechosos se produjo a raíz de la denuncia interpuesta el pasado 29 de abril por un apicultor de Grisel por el robo de un remolque y de 11 de sus colmenas. TE LO CONTAMOS AQUÍ.

J.M.J. - Redacción Todo de Campo

Somos un portal dedicado a la agricultura y a la maquinaria agrícola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *